Sobrevivir al VIH

¿Están informados los jóvenes sobre el VIH?

Hay información. Pero en mi caso, aunque ya había escuchado que el VIH se transmitía sexualmente, fue una sorpresa cuando resulté positivo. Uno piensa que esto jamás le va a suceder.

¿Por qué deberían pensar los jóvenes en el VIH?
El temor que tienen los jóvenes cuando tienen una relación sexual no protegida es quedar infectados de VIH. Pero no es solo ese el peligro, existen enfermedades como la hepatitis B,C, la gonorrea. Son enfermedades que pueden ser curables, pero son muy peligrosas.

¿Existe diferencia con alguien VIH positivo?
La diferencia cuando se tiene VIH es que tenemos que tener un poco más de cuidado. Los demás pueden comer grasas y su cuerpo las va a metabolizar, nosotros no, por los medicamentos que tomamos.

¿Qué hiciste cuando te diste cuenta que eras VIH positivo?
Cuando me hice el examen y salí positivo había dejado de salir con una pareja anterior desde hacía un año.. Me dije: tiene que ser esta persona. Fui con esa pareja. Le pregunté si también él estaba así. No para reclamarle sino para decirle que se cuidara. No culpé a mi pareja. Sabía que había sido mi responsabilidad. Busqué ayuda.

¿Cómo te sentiste?
Me deprimí. Es el proceso que hay que pasar. Se llora,se ríe, de todo.Cuando me enteré fue muy duro. Reuní a mi familia. Les conté lo que me estaba pasando. No sabía si me iban a apoyar o a rechazar.

¿Se puede tener calidad de vida estando infectado?
Si. Pero lo importante es tratar de recibir la ayuda. El problema es que alguien portador pueda caer en negación y no querer recibir la ayuda. Decir:No lo acepto, no tomo medicamentos... Es parte de un proceso que hay que vivir. Hay gente que no se deja ayudar.

¿Porqué?
Se quieren morir. Se deprimen. No quieren aceptar el diagnostico que les tocó.
Los jóvenes de 16 o 17 años que salen positivos ¿Se lo cuentan a su familias?
La mayoría de jóvenes a esa edad dependen de sus papás. Muchos de ellos no les cuentan por temor a que los echen de sus casas.

¿Las familias los aceptan?
No siempre. A quienes no los aceptan les afecta mucho. Se deprimen. Se agravan. Son los casos en los que, frecuentemente, la persona muere. Se dejan morir. Una depresión a alguien VIH positivo se lo trae abajo, más que la propia enfermedad, pues se bajan las defensas.